Aceptación como gasto del sueldo del cónyuge para un contribuyente del artículo 42, N° 2 de la LIR.

1. El N° 2 del artículo 42 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, grava entre otros, los ingresos provenientes del ejercicio de profesiones liberales o de cualquiera otra profesión u ocupación lucrativa.

2. Estas rentas se afectarán con Impuesto Global Complementario o Adicional cuando sean percibidas.

3. De acuerdo con el artículo 50, la regla general es que estos contribuyentes acrediten la renta efectiva proveniente del ejercicio de su profesión u ocupación lucrativa. Para efectos de determinar los gastos a deducir, les serán aplicables las normas que rigen esta materia respecto de la Primera Categoría, contenidas principalmente en el artículo 31 de ley en comento.

4. Por encontrarse dentro de aquellos, procederá la deducción como gasto de la remuneración pagada al cónyuge, conviviente civil o a sus hijos, en la medida que se trate de una remuneración razonablemente proporcionada a la importancia de la empresa, a las rentas declaradas, a los servicios prestados y a la rentabilidad del capital. Además, el cónyuge, conviviente civil o hijo debe trabajar efectivamente en el negocio o empresa.

5. Recuérdese también, que la Circular N° 53 de 2020 indica que aparte de los requisitos especiales aplicable a las remuneraciones, deben observarse los siguientes requisitos generales:

  • Que el gasto sea necesario para producir la renta, es decir, que sean aptos para generar la renta, sea que esta se genere en el mismo o posteriores ejercicios, y se encuentren relacionados al interés, desarrollo o mantención del giro del negocio. Este requisito debe determinarse considerando, en los hechos, el giro o actividad económica que realiza el contribuyente, entendiendo que son necesarios los desembolsos que tienen por objeto el desarrollo o mantención del giro o actividad, en este caso, de ingresos del N° 2 del artículo 42 de la LIR;
  • El gasto no debe estar previamente rebajado conforme al artículo 30, es decir, no debe haber sido considerado primero como costo directo, y luego como gasto necesario;
  • Que el gasto se encuentre pagado (no adeudado) en el ejercicio comercial correspondiente;
  • Que el gasto sea acreditado fehacientemente ante el Servicio de Impuestos Internos.
0 Likes

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat