Régimen Tributario de las Corporaciones y Fundaciones. Oficio N° 2704, de 2020.

1. Antes de analizar el fondo del oficio, es necesario aclarar lo siguiente: ¿Las corporaciones o fundaciones son considerados como contribuyentes para efectos del Impuesto a la Renta?

2. Concepto de contribuyente: “… las personas naturales y jurídicas o los administradores y tenedores de bienes ajenos afectados por impuestos.” (Art. 8°, número 5° del Código Tributario).

3. Por su parte, el Oficio N° 2324, de 2004 precisó que: “… frente a las normas de la Ley de la Renta, todas las personas naturales o jurídicas, revisten la calidad de “contribuyentes” en la medida que puedan estar sujetas a algunos de los tributos que en dicha ley se establecen, lo cual ocurre en el caso de que tales personas posean bienes o realicen actividades susceptibles de generar rentas que, por ejemplo, se clasifiquen en la Primera Categoría de la ley precitada. En efecto, la Ley de la Renta, salvo excepciones taxativas, no atiende a la naturaleza o finalidad de las personas para gravarlas o no con impuestos, sino que considera las actividades que realizan, los actos y contratos que ejecutan y los beneficios económicos que puedan obtener.

4. Sean organizaciones sin fines de lucro (Asociaciones gremiales, Cooperativas, Juntas vecinales, Organizaciones comunitarias, Sindicatos, etc.) o personas jurídicas regidas por el Título XXXIII del Libro I del Código Civil (Corporaciones y Fundaciones) podrán afectarse con impuestos, ya sea a la Renta o al Valor Agregado, etc.

5. Dejando en claro que toda persona, natural o jurídica, puede gravarse con Impuesto de Primera Categoría, toca precisar ahora el régimen tributario al que se someten las corporaciones y fundaciones.

6. El artículo 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta establece las reglas a seguir para aplicar los impuestos finales (Global Complementario o Adicional) sobre las rentas o cantidades retiradas, repartidas, remesadas o distribuidas hacia sus propietarios.

7. Puesto que, el inciso 3° del artículo 556 del Código Civil establece que “Las rentas, utilidades, beneficios o excedentes de la asociación no podrán distribuirse entre los asociados ni aún en caso de disolución”, las rentas que generen este tipo de entidades nunca se afectarán con impuestos finales, por no existir una transferencia de excedentes desde el patrimonio de la corporación o fundación, hacia el asociado. Es decir, el asociado no percibe rentas, retiros, remesas ni distribuciones.

8. A mayor abundamiento, no existe un vínculo directo o indirecto con personas que tengan la calidad de propietarios gravados con impuestos finales, puesto que el artículo 549 del Código Civil indica que “Lo que pertenece a una corporación, no pertenece ni en todo ni en parte a ninguno de los individuos que la componen…”

9. Concordando lo expuesto en los números 8 y 7 anteriores con el artículo 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, queda claro que para estos contribuyentes resultan inaplicables las normas del mencionado artículo.

10. No obstante, todo contribuyente puede aplicar las normas del artículo 14, debiendo en ese caso cumplir con todas sus disposiciones que conforme a la naturaleza propia de la corporación o fundación, resulten aplicables a dichas entidades.

11. Entonces, el legislador vino a establecer expresamente con la Ley N° 21.210, que las fundaciones y corporaciones no se sujetarán a las normas del artículo 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, agregando para ello una letra G) a dicho artículo.

12. En conclusión, existe un régimen tributario para estas entidades (entre otras) denominado “Contribuyentes no sujetos al artículo 14”, las cuáles deben llevar contabilidad completa y afectarse con la tasa general del artículo 20, esto es, del 25%.

2 Likes

2 Comentarios

  1. Iván

    Hola. Consulta: Estas fundaciones o corporaciones como deben determinar su base en caso de que paguen impuesto 1° categoria? por propyme o articulo 14 A) LIR?

    Saludos

    Responder
    • Diego Toledo

      Buenas tardes Iván, gracias por tu comentario. Respecto a tu consulta, los contribuyentes que no tengan un vínculo directo o indirecto con personas que tengan la calidad de propietarios, tales como las fundaciones, corporaciones y las empresas en que el Estado tenga la totalidad de su propiedad, se rigen por la letra G) del artículo 14 de la LIR, esto es, no sujetos al artículo 14, y por lo tanto no aplican ni el régimen del 14 D) ni 14 A). Si estos contribuyentes obtienen rentas gravadas en la Primera Categoría, aplicarán las normas generales contenidas principalmente en los artículos 29 al 33 de la LIR. Esto no impide que se puedan acoger voluntariamente a las normas del artículo 14, debiendo en ese caso cumplir con todas sus disposiciones.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat